Comer las cosas como son

Los papás solemos mirar a los niños desde nuestros ojos de adultos, y por ende a veces creemos que a ellos les gustaría tal o cual cosa según nuestras propias expectativas y nos olvidamos del descubrimiento sin prejuicios que los niños hacen en su crecimiento.

La mayor de las cosas nos son impuestas, por ejemplo, yo como mamá tengo un tema tabú con la fruta, no puedo comerla fresca porque no me gusta su textura. Después de mucho analizar la cuestión me di cuenta de que el mambo psicológico provenía de los adultos que me rodeaban, que eran quisquillosos con la comida y varios de ellos – no así mis padres- tenían historias con la fruta, que el olor, que la textura, que cortasela así, que mejor la torta de vainilla que la de fruta, etc.  Este humilde y reconozcamos, triste, ejemplo personal me hace pensar en la alimentación de mi hija, que por suerte con la fruta cero problema. El punto es, en este post de hoy, enseñarles a nuestros hijos a COMER LO QUE LA COSA ES. La cosa digo, sin disfraz, sin edulcorantes, sin mentirijillas:

LA NARANJA ES NARANJA, TIENE GAJOS Y SEMILLAS, SE LAS SACAMOS JUNTOS.

LA UVA ES UVA HAY QUE CORTARLA Y SACARLE LAS SEMILLITAS PARA COMERLA.

LA SANDIA ES ESPECTACULAR,FRESCA Y SABROSA CON SEMILLAS ASOMBROSAS

LA MANZANA ES DELICIOSA, SU CÁSCARA PERLADA COMO LA NOCHE ESTRELLADA, NOS HACE BIEN A LA MENTE, AL CUERPO Y SABE ACARAMELADA.

EL BROCOLI ES UN ARBOLITO VERDE, SE COME CON LA MANO, CON EL TENEDOR, PERO NUNCA PISADO.

SU PRIMA LA COLIFLOR ES CASI UN PRIMOR, COCINALA AL VAPOR PARA SER UN GRAN CAMPEÓN.

LOS MONOS COMEN BANANAS, SE LAVAN, SE PELAN Y DESAPARECEN CON LAS MANOS.

LA CARNE ES SABROSA Y RICA, UN POQUITO DE SAL Y ¡EN PEDACITOS MAMITA!

Es importante que los chicos aprendan los sabores de las cosas, no tanta papilla, no tanta cosa mezclada para que aprendan a comer la verdura o la carne. Claro que estoy a favor del queso Finlandia y esos aliados para saborizar las cosas, de las sopas que hacen tanto por las madres obsesionadas con la variedad, pero no hay que mentir. Esto es verdura y es rico, papá, mamá y los abuelitos lo comen todos los días; para crecer hay que comer el pescado que salió del mar y a tu boquita quiere llegar….. Denles de todo, prueben de todo, ya habrá tiempo para que el chico nos paute sus propios gustos, su impronta en la comida, pero les juro que esos sabores serán más flexibles, más intensos si “COMEN COMO LAS COSAS SON”. Los primeros que deben lograrlo son ustedes, nada de pisar, nada de eliminar los rastros de, todo a probar, que el mundo es como ¡UNA GRAN TORTA QUE HAY QUE COMER, EN FAMILIA, CON PACIENCIA Y CUIDADO, HACIENDO PARTICIPAR A LOS ENANOS DE SU ELABORACION, PELADO, CORTADO, COCINADO!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: