¿Qué es eso mamá?

A partir de los 2 años tu hijo empieza una etapa de rápido desarrollo evolutivo del lenguaje, Ivana comenzó a hacer frases y cada vez que escucha un ruido que no conoce me pregunta ¿Qué es eso mamá?Por eso hoy quiero incentivarlos a que jueguen con sus hijos a ¿Qué es eso? ¿Lo puedes ver? Para que los ayuden a crear más vocabulario, comunicar mejor sus ideas y aprender más sobre el entorno. A partir de esta edad los peques empiezan a tener más miedos, en parte porque empiezan a ser conscientes de los peligros y las rarezas que los circundan y porque obviamente son esponjas pero están limitados por sus propias capacidades cognitivas. Lo mejor que podemos hacer es seguir jugando, y seguir enseñando. Por eso, te recomiendo que hagas dos cosas.

  1. Juega a ¿Qué es eso bebé? La idea es que ante cada ruido nuevo que escuchemos: papá cortando el pasto, el ruido de una grúa trabajando en una construcción, un silbido, un pájaro, un ladrido de un perro, un maullido, la batidora en casa, la aspiradora, el agua de la lluvia…. nosotros le preguntemos a nuestro hijo ¿Qué es eso? ¿Lo escuchas? ¿Lo puedes ver? Esperemos ver su reacción y despues les expliquemos qué es lo que estamos escuchando y se los mostremos. Es un ejercicio fácil, de descubrimiento, que ayuda al niño a incorporar más palabras y entender cómo funciona el mundo, al mismo tiempo que ayuda a no tenerle miedo a ciertos ruidos extraños e incorporarlos a la vida habitual.
  2. Juguemos con frases. Empezamos a hablar y a comunicarnos con lenguaje adulto y para ayudar a nuestros chicos a hablar, nosotros somos el ejemplo. Por eso, es tiempo de que empieces a hablar, lo hagas con propiedad y con frases cortas y concisas, no sólo cuando te comunicas con tu bebé, sino también cuando juegas. Recientemente adquirí una pequeña casa de madera que me regalaron con la que juego mucho con Ivana, tiene muebles y como Papá Noel trajo todos los muñecos de Peppa Pig, intentamos que Peppa se recorra todos los ambientes. No sólo ponemos los muñecos en sillas, en la cama, en el tobogán, los hacemos hablar, con frases. “Mamá tengo hambre”, le dice pepa a mami pig; “Peppa es hora de ir a dormir”, le dice Papa pig a peppa.  Las frases simples como pepa se va a sentar, pepa va a comer, pepa va a ir a hacer pis, pepa se ensució y se tiene que ir  bañar… todo ayuda a construir el mundo de tu bebé. Por medio de frases empezamos a combinar sustantivos con verbos, hacemos oraciones que ellos van a copiar y recreamos en los muñecos hábitos que nuestros pequeños hacen diariamente. Es un juego entretenido y al mismo tiempo educador.
  3. Recuerda cuando juegues que a esta edad el juego no tiene un objetivo para tu pequeño, no hay principio y fin, hay estadios de concentración más o menos profunda según la actividad y según el interés, debes entonces intentar adaptarte a esto sin tener tan en cuenta tus propias ambiciones de adulto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: