¿A qué jugamos?

Los chicos y los adultos aprendemos jugando, ¿y qué mejor que volver a recuperar nuestro niño interior y aprender a jugar con nuestros hijos? Escuché a muchas mamás decir que no saben qué hacer con sus bebés, que les da fiaca, que no tienen creatividad, que no les nace jugar y que no saben cómo hacer. Nadie sabe, hay que seguir el instinto y dejarse llevar por un ratito, descansar la mente, salir del rol de adultos y maravillarnos con lo que nos rodea. Los niños están descubriendo el mundo, nosotros también podemos hacerlo y con las cosas más sencillas, no necesitamos dinero.

Ya les hablé yo en otra publicación de hacer el jardín, bueno hoy les propongo pintar. Antes que nada asegúrense de comprar pinturas lavables y no tóxicas. Aquí en Argentina Giotto Bebé es lo mejor, como a mi me encanta pintar -aunque talento 0- adquirí cosas para distintas etapas: primero marcadores gordos, después lápices, siguieron los crayones y ahora estamos en las acuarelas y témperas. Si tengo un buen stock de cosas… Ivana aprendió despacio a manipular estas cosas, no es Botticelli obvio, pero sabe rayar y marcar superficies con todos estos elementos. Primero tomo marcadores y crayones y dibujó hojas, paredes, sillones y caras en sus muñecas, se dio cuenta de que de hecho “pintaba”, aunque el trazo fuera desprolijo y errático. Ahora agarra pinceles y corre por toda la casa diciendo pintar!!!!!!!, hace lo mismo que con los otros implementos, pero juntas logramos hacer dibujos y creaciones. Mamá se sienta en un banquillo con ella encima, tomamos las dos el pincel y nos maravillamos de las cosas que salen a la luz.Lo esencial es ayudar, acompañar, mostrar, dejar ser.

Algo lindo para jugar es pintarle al bebé la mano de un color o sus dedos y estamparla en la hoja, les divierte sentir el tacto del pincel y ver que crean algo sólido y tangible. En casa Ivana pone su sello en cada nueva obrita que decoramos. Cada vez que pintamos es diferente, es fantástico ver que la manipulación de los elementos mejora cada día y que ella se reconoce en lo que hace y lo disfruta como nadie.

No esperen salir inmaculados de una sesión de pintura, la idea es ensuciarse, aprender a ensuciarse en el proceso de juego es vital, ellos tienen que saber que vale la pena, y nosotros entender que estamos siendo niños por un rato. Busquen alguna superficie plana, con no demasiados muebles y hojas grandes o hasta rollos de papel que se puedan cortar y tirar.

Aquí los dejo con Ivana pintando. Hasta la próxima.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: